¿Por qué a las mujeres nos gustan tanto las camionetas?

Al principio me daba un poco de miedo enfrentarme a una camioneta 4×4. Me parecía un auto demasiado grande y pesado, imposible de maniobrar. Yo estoy acostumbrada a manejar un sedan, de tamaño promedio. A pesar de que mi papá me decía que es un auto más seguro, no me convencía del todo.

Pero debo admitir que actualmente, las camionetas se han vuelto una de las alternativas más populares entre las mujeres. Ya no existe ese prejuicio de que son autos para hombres, y que solo sirven para viajes de carretera y condiciones difíciles. Ahora, son autos para la ciudad, aptos para todo público.

Y ¿qué es lo que más nos gusta de estos enormes carros? Podemos enumerar unas cuantas razones:

Por su espacio

En las camionetas entra todo. Si eres mamá, es ideal porque en la maletera puedes meter el coche, el bolso del bebé, ¡inclusive a tus niños más grandes! En la parte del asiento trasero, la silla para bebé cabe a la perfección y aún te queda espacio para que vayan más personas. Es un buen auto familiar.

Si eres soltera, seguramente tu carro es tu segunda casa. En la maletera debes tener al menos una muda de ropa, zapatillas, el maletín del gimnasio, los libros y cuadernos de tus cursos de maestría o de la universidad. Es tan espaciosa, que incluso, además de tu desorden, te quedará espacio para poner más cosas. Y, si eres como yo y te encanta viajar con gente, en el auto puedes llevar a varios de tus amigos.

Por la seguridad

Las camionetas son autos hechos para el camino y las condiciones difíciles, por eso suelen ser de chasis reforzado, que atenuará el choque con algún otro auto. Además, al ser más grandes, son más fuertes y resistentes. Y algo que me decía mi papá, cuando estás manejando una camioneta ningún otro carro se te cruzará en el camino, ya que temen que una carro tan grande los choque.

Por la comodidad

En las camionetas está todo a la mano, tienes la radio cerca; en el medio, compartimientos para poner la botella de agua o de gaseosa, o para poner tus teléfonos celulares; y cada marca tiene aún detallitos más especiales que nos hacen sentir como si estuviéramos en primera clase. Y qué decir de los asientos, son tan grandes que es imposible sentirse incómoda ahí.

¡Y porque son bonitas!

¿No te parece que se ve linda una mujer manejando una camioneta brillante? A mi sí. Son autos muy lindos, especialmente los que tienen bordes más redondeados, las que no son cuadradas como un Monster Truck. Tengo una amiga que tiene una Susuki Grand Vitara de color azul eléctrico y, a pesar de que ella es pequeñita de tamaño, se le ve regia en su camionetota.

Hace unas semanas mi papá me prestó su camioneta Ford Escape (como la de la foto arriba) para ir de paseo a la playa con unos amigos. Era la primera vez que llevaba la camioneta por la carretera y por una distancia tan larga (aproximadamente 2 horas de viaje). La experiencia fue buenísima, realmente uno no siente estar manejando cuando estás en un carro tan grande.

A la hora de volver, ¡plaf!, se nos reventó una llanta. Pero resulta que no fue tan ardua la tarea de cambiarla, ya que encontramos las instrucciones que explicaban los truquitos para hacerlo de forma sencilla. Igual debo confesar que esa tarea se la encargué a mis amigos varones, pero si me vuelve a pasar, no estaré tan perdida.

Y tú, ¿te animas por comprarte una camioneta? Y si ya la tienes, ¡cuéntanos qué es lo que más te gusta de ella!

Imágenes: CarGurus, InvespBlog, WheelingAutoCenter, MiCocheNoGasta.

Etiquetas : , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Comments are closed.

Anuncios


Visítanos en